Archivos por Etiqueta: baile contemporaneo

Giros

tumblr_mm4pv5Wkma1qak053o1_250 tumblr_mm2ozrlB0d1qak053o1_400

Anuncios

El baile del ahorcado

Contact Improvisation

“El Contact Improvisation es una danza de contacto con contenidos técnicos predominantemente acrobáticos cuyo proceso coreográfico se basa completamente en la improvisación colectiva.

Desde un marco de crítica estética y social, el Contact Improvisation, se construye como una práctica radicalmente heterogénea desde los puntos de vista de los participantes (edad, género, habilidad) y de los ámbitos de intervención (artístico, recreativo, terapéutico).
A partir de una experiencia didáctica y de una revisión de la historia del Contact (1972), se plantea aquí una triple definición que quiere contemplar las tres caras, direcciones y focos de interés o aplicación de la actividad: danza, acrobacia y pedagogía corporal.

El Contact Improvisation como forma de danza igual que otras danzas más antiguas, como la Capoeira brasileña, el Contact es una forma de danza cuyos contenidos técnicos se abastecen de la acrobacia y cuya estructura se basa completamente en la improvisación colectiva a través del contacto corporal. Desde el punto de vista artístico su expansión se percibe de forma indirecta en buena parte de los espectáculos de danza contemporánea, aunque muchas veces se utilizan exclusivamente formas exteriores de pas de deux.
La autoría del Contact se atribuye a Steve Paxton (1939), quien con la presentación de su coreografía “Magnesium” en 1972 marca su nacimiento. En el inicio, se plantea como un estudio de las posibilidades de la comunicación mediante el tacto y a partir de ahí, surgieron los desarrollos técnicos para permitir las formas externas de contacto.
Se gesta en los años 60-70, en el contexto del nacimiento del rock y de la danza nómada, encajando claramente en las características del movimiento corporeista: exploración del contacto corporal, antitécnico, busca de nuevas formas de movimiento, espontaneidad en las acciones físicas, desinhibición, vuelta a la naturaleza animal y vegetal, exaltación de la intuición, de los instintos, de los sentidos más primarios, ruptura con la norma y con la uniformidad en los bailarines y en los movimientos.

“La danza es el arte que se apodera del espacio;
la improvisación encuentra esos lugares”
Steve Paxton

“El placer de moverte y el placer de usar tu cuerpo,
el placer de bailar de un modo imprevisto y espontáneo,
donde se es libre de crear”
Steve Paxton

Tanto su creador como los primeros “contacters”, venían del campo de la danza moderna, sin embargo, han tomado elementos e ideas de técnicas de una amplia serie de actividades corporales tales como el Tai chi Chuan, el Aikido, terapias corporales de contacto y danzas sociales.
La reivindicación del Contact en su origen afectó al concepto mismo de danza en la medida en que los opuestos binarios clásicos (mente/cuerpo, masculino/femenino, estructura/espontaneidad, cultura/naturaleza, coreografía/proceso, pensamiento/acción, jerarquía/autoorganización, etc.) sobre los que la tradición occidental había acentuado los valores de la izquierda, parecieron invertirse hacia la derecha y/o desestabilizarse.
En cuanto a los antecedentes coreográficos hay que señalar distintas influencias:

La de aquellos coreógrafos que se habían centrado en la relación con el peso (Simoni Forti, Trisha Brown, Yvonne Rainer, Anne Halprin…).
La influencia directa de Merce Cunningham (maestro directo de Steve Paxton) se señala en varios aspectos, en primer lugar en la aceptación de cualquier movimiento corporal como posible integrante de la coreografía, en segundo lugar, en el aprovechamiento del azar -gracias a la interacción musical de John Cage- y, en tercer lugar, como una consecuencia de lo anterior, en la concepción de una coreografía directamente emergente del movimiento sin necesidad de una elaboración conceptual previa.
En relación con la conciencia cinestésica * y el énfasis en la experiencia del movimiento por encima de la apariencia -Anne Halprin- (Novack, C.) o con la incorporación del proceso de repetición como parte de la representación -Yvonne Rainer- y, en general, algo común al teatro y la danza experimental de los 60 era el énfasis en la improvisación y la disminución del control del coreógrafo en el proceso de composición.
Aunque los rudimentos del Contact son accesibles a prácticamente todo el mundo, algunos bailarines parecen mejores que otros. Para el espectador, la emoción y el placer parecen surgir de las interacciones entre bailarines, cuando éstos se transmiten la responsabilidad, cuando la acción cambia de dirección -tan pronto vertical como horizontal, a veces a ras de suelo y a veces por los aires- y cuando el peso desplaza al peso a lugares inesperados. Es más interesante mirar a bailarines que se arriesgan, aunque lo hagan con prudencia. Sin embargo, los bailarines precavidos, que adoptan esencialmente una actitud pasiva o, por el contrario, los que actúan con agresividad suelen ser menos atrayentes.

El bailarín que encuentra su propio límite sin ponerse en peligro,
dando la impresión de moverse con comodidad
procura generalmente tanto placer a su compañero y al observador como a él mismo,
a través de incidentes personales accesibles y significativos.

La forma aparece como una metáfora de las relaciones sociales abstractas y lleva al espectador con su sentido moral a tomar parte en el juego de los cuerpos.
Desde el punto de vista de las técnicas motrices, se incorporan apoyos, volteos y caídas propios de artes marciales, sobre todo del aikido. En palabras de Paxton, los deslizamientos, los volteos, y los aterrizajes sobre toda la superficie del cuerpo que reparten el impacto sobre la mayor superficie muscular posible son tan útiles en Contact como en las artes marciales. Todos estos aspectos forman parte de las características técnicas que hacen del Contact una actividad acrobática”.

* cinestesia (del fr. cinesthésie, y éste del gr.: movimiento, sensación). Percepción del equilibrio y de la …posición de las partes del cuerpo.

Ver: https://www.youtube.com/watch?v=HZLzeoyI3n0

Fuente: Enciclopedia de la danza, véase en: http://www.elitearteydanza.com.ar/enciclopedia-breve-historia-danza-contact.htm

Drunk Russian Dirty Dancer

ole.

DEEPDANCE. Terapias contemporáneas a través de la danza

¿QUÉ ES DEEPDANCE?

Meditación,arterapia movimiento…ritmos/elementos/emociones/extasis/trance
DEEPDANCE es una experiencia integradora,una meditación en movimiento donde corazón cuerpo y mente buscan armonizarse y expresarse, en un entorno de libertad, convirtiéndose en un viaje de ida y vuelta al interior de unx mismx.
Es también un espacio donde relacionarse de una manera diferente con otras personas.
DEEPDANCE consiste en un viaje profundo a nuestro interior facilitado por músicas de diferentes paises y culturas, una danza sagrada que se convierte en meditación a través de los ritmos de la vida, de nuestros propios ritmos.
El trabajo está influenciado por diferentes aportaciones corporales como los cinco ritmos de Gabrielle Roth, movimiento auténtico, Gestalt corporal, arterapia gestalt.

La estructura de las sesiones es:

-Inicio: Pequeña rueda de presentación donde explicamos en que consiste el trabajo.
-Calentamiento y trabajo corporal enfocado a la preparación para el baile.
-Sesión de baile y música
-Silencio, meditación
-Recogida de la experiencia en una rueda o propuesta arterapéutica.


Ofrecido por:
Karol Villalón (dj karol elektroduenda lesfatales bcn, arterapeuta, gestalt,escultora)

Fuente: deepdance.org/

Danza Abstracta y Psicodrama Analítico. Pina Bausch

“El cuerpo ya no es el obstáculo que separa al pensamiento de sí mismo”. Esta afirmación de Deleuze   (La imagen-tiempo, Estudios sobre cine 2, l985) reinstala al cuerpo en el dominio del pensamiento. Con Nietzsche ya se sugería un pensar desde el cuerpo. El cuerpo insiste y es esa pulsión vital la que lo fuerza a pensar. Su capacidad de metamorfosis y de vértigos nos fuerza a interrogar su régimen de signos y valores. La Danza-Teatro y el psicodrama analítico pondrán en cuestión los automatismos psíquicos y sociales. Siendo de este modo las pulsiones del cuerpo, sus vibraciones, su anatomía como destino y su morfo-fisiología las condiciones de posibilidad de los gestos, los que nos imprimen y dotan no sólo de una posición ética, sino también –y fundamentalmente– estética en la constitución de nuestra subjetividad. El vigor, la elegancia, el heroísmo o el júbilo no sólo responden a un talante ético, sino que originariamente son imágenes estéticas que proveen los cuerpos. El cuerpo así pensado se afirma como comportamiento y gesto.

Fuente: http://www.observacionesfilosoficas.net/artpinabau.html